MANAGEMENT DE ARTISTAS & ESPECTÁCULOS

MANAGEMENT DE ARTISTAS & ESPECTÁCULOS

Espectáculos

CIA A.GADES_CARMEN


COMPAÑÍA ANTONIO GADES

presenta   CARMEN

Inspirado en la obra homónima de Prosper Merimée

Argumento, coreografía e iluminación

Antonio Gades y Carlos Saura



Carmen 01D autoria Javier del Real tcm7-657911


FICHA ARTÍSTICA

Inspirado en la obra de Prosper Merimée

Argumento, coreografía y        Antonio Gades y Carlos Saura

                           dirección



Escenografía Antonio Saura


Música Gades, Solera Freire,

Georges Bizet “Carmen”,

Manuel Penella “El gato Montes” y

José Ortega Heredia/Federico Garcia

Lorca “Verde que te quiero verde”.


Música grabada Orchestra della Suisse Romande dirigida

por Thomas Schippers,

con Regina Resnik, Mario del Monaco y

Tom Krause



Estreno absoluto en el Théâtre de Paris el 17 de mayo de 1983

Reestreno en el Teatro Romano de Verona en agosto de 2005

Duración: 1h 40 minutos sin intervalo.





SOBRE CARMEN

Después de Don Juan y de Bodas de Sangre, Carmen fue el tercer ballet narrativo creado por Antonio

Gades y el primer fruto escénico de su estrecha colaboración con el cineasta Carlos Saura. Sus

creadores se inspiran sobre todo en el libro de Merimée, pues ambos encuentran que la descripción

de la historia y sus personajes reflejan mucho mejor que el libreto al pueblo andaluz, sin embargo, se

sirven de la música extraordinaria de Bizet y la contraponen por primera vez en la escena con la

música flamenca en directo. Gades, profundo admirador de la cultura popular española, nos dice: “yo

quería poner la música en la que se había inspirado Bizet, poner la original del pueblo, para que se

viera que una guitarra y un cantaor pueden tener tanta fuerza o más, en determinados momentos, que

una orquesta con cien profesores”.







Antonio decía respecto al éxito obtenido en todo el mundo con la versión de teatro en 1984, que “a

Carmen se la llevó Merimée a Francia, pero nosotros la hemos vuelto a traer a España”. La figura de

Carmen representa para Gades la lucha de la mujer por conseguir la libertad frente a lo establecido,

piensa que era una incomprendida, ya que cuando se escribió la obra, en 1837, ésta supuso un

escándalo para la época, en la que aún no se podía pensar en una emancipación de la mujer: “Hice

Carmen porque no me gustaba esa imagen estereotipada y falsa que tiene, siendo una mujer que

cuando ama se entrega sin reservas, que no abandona a su clase aunque se encuentre en las más altas

esferas”. No será por casualidad que el personaje del ballet refleja dos de las actitudes vitales más

características del coreógrafo: su conciencia de clase y su amor a la libertad.

Como en el resto de obras de Gades, la claridad en la exposición de la historia es sello

inconfundible. Además, la transición entre las escenas nos ofrece guiños al cine que tienen la firma

del cineasta coautor, y nos ayuda a pasar de una emoción a otra de forma vertiginosa pero natural.

Los acontecimientos se suceden sin que al final el espectador esté seguro de haber asistido a un

ensayo, o a una auténtica tragedia.

Ya sin Gades, Carmen fue el primer ballet puesto en pie por la nueva Compañía. El no contar con

su arrolladora presencia delante y detrás del escenario supuso un reto, pero lo cierto es que la obra

sigue suscitando el reconocimiento de crítica y público. Aún hoy, en contraposición a nuestro mito

masculino por excelencia, Don Juan (por cierto, primer trabajo escénico narrativo de Antonio

Gades), Carmen representa para el mundo a la mujer española, siendo esta revisión del mito de

Gades y Saura una de las más representadas.